El peligro amarillo

De atenernos a las noticias que nos llegan, los rebrotes de la pandemia en China resultan más que alarmantes y, por si algo faltaba, su autoridad deja caer ahora que acaba de detectar en los cerdos un nuevo virus «potencialmente pandémico», y también que, con objeto de quemar etapas en la búsqueda de una vacuna…

Los nuevos amos

A la campaña de acoso concertada contra el Rey emérito prejuzgado sin juicio como mangante de Estado, ha venido a sumarse la dirigida contra el-expresidente González convicto, también sumariamente, nada menos que de terrrorista. Lo curioso es que ambas campañas son promovidas no por moralistas rigurosos sino por los cómplices actuales de otros terrorismos entre…

Venganza póstuma

En el Parlamento Navarro, alguien descuelga sin mayor ceremonia el retrato del Rey emérito mientras desde la Babilonia americana nos llega el revoltoso aluvión de imágenes de defenestradores del almirante Colón sentenciado sin juicio previo como explotador  e incluso como genocida. ¡Y qué más pruebas quieren si la cabecilla podemita andaluza ya ha dictaminado –en…

Nuestra bastilla

No hay duda de que el “proceso constituyente” anunciado en el Congreso, como quien no quiere la cosa, por el ministro de Justicia, no fue el producto de un lapsus, como luego ha tratado de despistar el Gobierno, sino la explicitación del designio premeditado de liquidar el régimen constitucional heredado de la Transición. Si algo…

Mogollón sostenible

Todo pronóstico pesimista se ha visto desbordado ante la inaudita y plebeya exhibición jergal de una ministra del Gobierno sin otro mérito que el derivado de su conyugalidad. Nunca en nuestra crónica política había retumbado la poco platónica caverna de la política española con conceptos tan zoquetes empedrando una alocución tan chabacana. Quizá no haya…

Tócame Roque

La progresión del desconcierto a la que estamos asistiendo a medida que se alarga esta situación excepcional permite suponer que, cuando miremos atrás, todo tiempo pasado pueda parecernos mejor. Para empezar, ahí está el ridículo espectáculo de un Gobierno incapaz de controlar una elemental estadística de fallecidos en la pandemia en manos de un cristobita…