El drama más viejo

Si ha resultado impactante y turbadora la dura sentencia de los ERE, peor está siendo, a mi juicio, la desordenada barahúnda que tras ella ha conmovido la tertulia nacional. Vestiduras rajadas, manos temerariamente expuestas al fuego, disculpas vergonzantes…, un largo repertorio de necedades está sirviendo a la pública opinión para desahogar (de manera inútil, por…

Cosas veredes

No parece discutible que la masonería, al menos en España, está actualmente en auge. Se multiplican los avisos, no siempre fiables, sobre la militancia masónica de personajes conocidos, en especial de políticos de la Izquierda. Sin duda su imagen se ha liberado casi por completo e incluso, alguna vez, diríamos que de manera exhibitoria, lo…

Un mundo feliz

En la marcha de la especie humana el optimismo ha funcionado siempre como una suerte de lubricante óptimo para contrarrestar la sequedad de le evidencia. El hombre se agarra a ese clavo ardiente que hizo posible, hincado en el hallazgo de la “globalización”, el éxito mundial de la que se llamó “new age”, la nueva…

La paloma de Kant

Uno de los rasgos que más me sorprenden de la actitud separatista es esa suerte de platonismo pedestre que le hace ver el espacio político por el que deriva como un inmenso vacío abierto por completo al capricho de sus evoluciones. Sus gestores vagan descuidados como si se desplazaran en un vacío normativo e institucional…

Libros y lectores

Conozco pocas paradojas culturales como las que permiten plantear los diversos informes fiables sobre libros editados y lectores reales. Para que se hagan una idea, sepan que la Unesco cifra en más de dos millones los libros que se editan al año en el planeta. De creer al ISBN, en alguno de los últimos años…

La cena de Pi

Gran revuelo ha organizado la noticia de que el ministro Marlasca, responsable operativo de la grave crisis catalana, cenó en un restaurante del desinhibido barrio madrileño de Chueca mientras Barcelona ardía y sus agentes se jugaban el pellejo frente al terrorismo “indepe”. ¡Pues no es para tanto!, dicen en el entorno del ministro, en cuya…