Señores y caciques

Es hoy ya un lugar común que nuestros políticos actúan como caciques. Hablamos de un nuevo cacicato que no se diferencia gran cosa del viejo y que ha sabido apoderarse del común como lo hiciera el romanonesco pero en el que, salvo rarísimas excepciones , ha desaparecido la figura de eso que ahora se llama…

Anchas mangas

Recuerdo muy bien con qué denuedo se defendían desde la política los primeros casos de corrupción (¡y los últimos!) con el dudoso argumento de su excepcionalidad. Es la naturaleza humana –se decía–, la propia condición del hombre, la que mancha un sistema bajo su exclusiva responsabilidad, proyectando la obra de “cuatro golfos”  en una falsa…

Vuelve el caníbal

Los antropólogos no acaban de ponerse de acuerdo sobre las razones de fondo del canibalismo. Ahí andan todavía las tesis –la de André Soustelle sobre la antropofagia azteca, por ejemplo—sosteniendo que el canibalismo se explica simplemente por la escasez de proteínas cárnicas y que, en consecuencia, los pueblos caníbales iban a la guerra como el…

Máximos y mínimos

Cualquiera que haya seguido con atención la evolución de las últimas generaciones, sabe, seguramente, que esas criaturas han recorrido aprisa la aventura lingüística y tal vez, incluso, que conozcan, siquiera por encima, materias complejas como la extinción de los dinosaurios o la mitología clásica, a pesar de su frecuente y relativo atraso en su capacidad…

Gargantas profundas

La vida política fue siempre un velado concierto de secretos desvelados. Nadie crea que estos tiempos difíciles hayan inventado ese mecanismo penumbroso que funciona desde que la serpiente reveló a Eva el secreto de Dios. Las masivas revelaciones de Wikileaks, el vertedero de las miserias vaticanas, la indemostrable infidelidad de Maru que tanto ha molestado…

Tambores de guerra

Bernard Dubant, etnólogo con un pie en la soteriología, puso al frente de su obra sobre los sioux y el mítico Sitting Bull una bella parrafada del jefe shawnee, Tecumseh, ante el gobernador Harrison y, a renglón seguido, la réplica del poncio. Decía solemnemente Tecumseh que “hubo una vez una raza feliz”  y que la…