La mala memoria

Pocos comentarios hemos oído, y más bien sesgados, ésa es la verdad, tras la muerte de Roger Garaudy, uno de nuestros mitos generacionales allá por los años 60. Ese olvido se debe, probablemente, al conocido principio de que el que se mueve no sale en la foto, y justo es reconocer que aquel hombre apasionado…

Novedades verbales

Desde un principio la Real Academia Española caracterizó su Diccionario por el rigor y la exigencia. Mi edición de 1832 abogaba todavía por complementar cada voz con su etimología, evitar  en lo posible los extranjerismos y, desde luego, “no admitir las voces fácilmente formables, propias del estilo familiar que preside el uso momentáneo de una…

El pescado danes

A la hora de defender o legitimar la corrupción hay, como se sabe, distintos argumentos. El más inmoral pero efectivo consiste en la tesis de que la mala conducta no es más que invariante de la conducta humana, es decir, la idea de que todos los hombres son propensos a la corrupción de la que…

Nosotros y ellos

La defenestración del bipresidente Dívar, ese triste caso que ha dejado en evidencia la vileza de amplios sectores de nuestra sociedad y el oportunismo de cierta progresía, ha servido, aparte de para destruir a su protagonista, para poner de relieve el inaceptable régimen económico que, en los peores momentos de la crisis de todos, endulza…

Ley de vida

La foto del príncipe heredero con Hillary Clinton –posiblemente la mujer más poderosa del mundo—sugiere, en ese idilio virtual que refleja la expresiva sonrisa de la dama, una afortunada empatía que es un signo definitivo de esta otra transición tranquila que, evidentemente, están escenificando el Rey y su hijo. En boca de la dama hemos…

La pelea política

Vamos siguiendo el curso del debatillo provocado por el Defensor del Pueblo en el Parlamento autónomo al recordarle a los diputados que “la gente está hasta el gorro” de ellos y de sus inacabables “peleítas”. A sus Señorías, que en un primer momento aplaudieron al Defensor por el aviso, les ha cambiado luego el humor…