El octavo día

Un tribunal superior de la región alemana de Colonia ha provocado una considerable escandalera entre las comunidades hebreas al fallar que la circuncisión del niño por motivos religiosos constituye una actuación médica condenable dado que esa “herida corporal” modifica el cuerpo circuncidado “de manera irreparable”. Sigue merodeando, como se ve, la estremecedora escena del oficial…

Mysterium fascinans

Está que arde la comunidad científica por el hallazgo, parece que algo más que presunto, de esa partícula que faltaba para hacer coherente el “modelo estándar” que manejan los físicos, el llamado “bosón de Higgs”. Son muchas las probabilidades estadísticas de que el descubrimiento sea correcto en esta ocasión, lo que permitiría a esos sabios,…

Hombre en venta

La luna de la crisis tiene una cara visible, sobre la que los ecónomos echan sus dados con más ton que son, y otra oculta ante la cual la opinión ni siente ni padece. Mucha gente ha sentido ya ese impacto, nuncio de otros que, vendrán todavía sobre los selenitas, pero hay otra mucha, tal…

Lo malo conocido

En México ha vuelto el PRI. El Partido Revolucionario Institucional –esa “contradictio in terminis”—ha gobernado el país setenta años para hibernar luego diez o doce, no me acuerdo, pero fue su dictadura legal, su “régimen”, el que marcó a ese gran país emergente con el sello de la corrupción. John Reed (“México insurgente”) contribuyó sobremanera…

El parto de los montes

La montaña, como era previsible, acabó pariendo un ratón, y después del desastre que ha supuesto en los últimos años el partidismo nato de los miembros del Tribunal Constitucional, los partidos mayoritarios han resuelto el inabordable problema con la expeditiva fórmula de repartirse los nuevos magistrados y dejar uno, en plan cuota, para contentar a…

El despiste nacional

Hace poco me extrañó ver a un fervoroso comunista presumir en el Parlamento andaluz exhibiendo una camiseta de la Selección en la que se había trastornado el diseño de manera que, para responder a la enseña republicana, la espalda y un hombro iban en rojo, el pecho y el otro en morado, y festonada, en…