La Generalitat catalana ha calificado de “casos aislados” el incívico acoso de los cafres separatistas a la candidata del PP por Barcelona, Dolors Nadal, cuando acudía a la universidad Pompeu Fabra dispuesta a exponer sus ideas. ¿“Casos aislados”? Si hace bien poco María San Gil era atacada en Compostela, el propio Rajoy hubo de soportar en Hospitalet una sonora bronca y en Granollers que lo despidieran con huevos los mismos intransigentes que en su día zarandearon a Acebes y Piqué en un centro cultural barcelonés del que hubieron de salir, como los toreros antiguos, con la Guardia Civil. Ha habido profesores catalanes expulsados de sus centros por encapuchados, y la crónica de violentos boicots alcanza ya desde Fernando Savater al juez Garzón pasando por Gotzone Mora, a todos los cuales se les ha impedido hablar libremente ante la intolerable pasividad de las autoridades académicas y gubernativas, como si el territorio de la democracia no incluyera los feudos del nacionalismo. Especial dureza han empleado esos sicarios frente a proyectos políticos como el de “Ciutadans” en cuya crónica negra figuran ya la agresión física a Arcadi Espada o la reciente amenaza a Albert Ribera a quien, al más puro estilo nazi, obsequiaron con la mafiosa diana disuasoria calcada de los chantajistas aberchales. Nada de “casos aislados”, pues, nada de acciones atribuibles a los inevitables ‘incontrolados’: lo que está se está produciendo en España es el fracaso del Estado de Derecho con la complicidad de una autoridad que sería ridículo que alegara la imposibilidad de controlar a esas minorías brutales perfectamente identificadas como se demuestra cada vez que al Poder le interesa demostrarlo. La cuestión es si, en rigor, puede hablarse de unas elecciones libres como las que se aproximan en una nación que ya no garantiza la libertad de movimientos o de palabra a los ciudadanos y, llegado le caso, a los propios candidatos. Una cuestión que, lamentablemente, tiene una respuesta bien sencilla: no.
                                                                xxxxx
El éxito de la agresión nacionalista se debe, sin embargo, en gran medida, a la complicidad de quienes en su día decidieron la estrategia de aislar con todas sus consecuencias al partido principal de la oposición, es decir, al PP, excluido sin ambages en el famoso pacto que luego han refrendado en la práctica política y con sus estrategias electorales, junto a los nacionalistas mismos, las formaciones de izquierda. A lo peor, quien sabe, incluso estos asaltos a la libertad pertenecen al plan de tensión y a la estrategia dramatizadora desvelada involuntariamente por el propio presidente del Gobierno, pero en cualquier supuesto, de lo que no cabe duda es de que el extremismo intolerante no es sino la cara negra y oculta de la luna de una legislatura en la que se ha devuelto a esas minorías salvajes la sombra protectora de una legitimidad imaginaria. Es duro de decir, no cabe duda, pero resulta imprescindible el reconocimiento de que se ha permitido ir demasiado lejos a una resistencia antisistema (democrático) que hoy actúa impune y desde la conciencia de ser la vanguardia en una guerra que ha ganado de antemano la batalla estatutaria. Hoy no existen condiciones idóneas en España para legitimar unas elecciones democráticas allí donde campan por sus respetos las minorías secesionistas que garantizan su mayoría al Gobierno. Y ante esta situación podemos disimular con idioteces como ésa de los “casos aislados”, o bien restaurar dignamente la libertad de palabra y movimientos que, por cierto, nadie le niega a los agresores. Si María San Gil o Rajoy no pueden hablar en su país mientras se suceden las exaltaciones del terrorismo, difícilmente podemos aceptar la normalidad democrática, pero si Fernando Savater no puede hablar sobre Galileo en un aula, entonces es que se ha abierto la veda. Y lo malo es que lo peor de esa culpa no cabe endosársela a los furtivos.

23 Comentarios

  1. 10:20
    Esta noche eclipse total de luna. No puedo entender que unas veces los pongan en noches nubladas y otras en pleno día.

  2. Se ha dejado en eltintero (seguro que por escribir antes de los hechos) la vergüenza del ataque a su amiga Rosa Díez en su antigua Facultad (de usted), tetrcera agresió a una mujer «de enfrente» registrada en pocos días. Oiga, ¿oye usted voces de las feministas, de los Institutos de la Mujer o de las mujres de los Institutos? Pues yo no las oigo, aunque vaya por delante que estoy quedándomecomo una tapia.

  3. Quien se mete en política sabe a lo que se expone. Verán como no escribe nada este señor dela bronca que le armaron al presidente Zapatero en su mitin. Justicia con un ojo cerrado.

  4. Hace bien con relacionar las actitudes de estas minorías con la complacencia con que selas ha tratado. No tiene más que ver la actitud vergonzosa del Rector de Madrid, y lo siento si sigue siendo amigo: soy amigo de Platón pero más amigo dela Verdad.

  5. 18:45

    Maravillada estoy de que siendo la hora que es -he tenido una mañana toledana- y tratándose de un asunto sangrante, el silencio se haya apoderado de los teclados, salvo el guiño de mi don Elitróforo, que puede ser de una elocuencia estremecedora.

    Es cierto que la columna lo deja todo bien claro. Pero da la impresión de que hemos dejado solo a este hombre con su proclama decidida y valiente en medio de la plaza, en vez de arroparle con nuestra afirmación y nuestro apoyo. No sé si habrá habido hoy problemas andaluneteros como parece que los había ayer, pero algo helada sí que estoy ante la pasividad rampante del cobloguerío.

    Repito que está muy clara la doctrina. Si se han fijado, el Jefe no echa mano hoy ni de una sola de sus citas bibliográficas. Solo pone negro sobre blanco un hecho que merecería -y lo hago desde ahora mismo- la solicitud por parte de ese partido que no goza de mi simpatía, de una comisión de la ONU para valorar las circusntancias de libertad en que van a producirse estas elecciones, en un país que, en teoría, está asentada la democracia, pero donde se están produciendo, desde 2003, o incluso antes, una serie de hechos que la ponen en solfa. ¿Se volverá a romper el día 8 de marzo el silencio de la jornada de reflexión? ¿Habrá ‘pásalo’s de nuevo desde los telefonillos que pagamos todos? ¿Se pondrán nuevos sitios a las sedes del bicho que vuela en las basuras?

    No sé si exagero porque una es algo radical, pero si unos dirigentes de cualquier partido no gozan de un mínimo de libertad de expresión en determinadas regiones, voy a repetirlo para no inducir a errata, regiones, de ese territorio, podría estar justificada la retirada de sus candidatos, en esas zonas apestadas.

    Vinieron a por los judíos, pero yo no era judía. Vinieron a por los comunistas, pero yo no lo era. Ya saben. Si hablan español, si ondean una bandera y defienden unas siglas, pero hay agujeros negros donde eso no puede hacerse ante una mayoría que no quiere verlo, que ni mira, ya me dirán.

  6. No olviden que la condición femenina pesa sobre esos animales a los que rechina ver a una mujer encabezando lo que sea. Se ha dicjo por ahí que las atacan porque son más débiles. Tememos que tal vez las ataquen por temer que acaben siendo más fuertes.

  7. No merecen ni el esfuerzo de contestarle. Sólo el preciso para expresar el desprecio que nos producen.

  8. (Empecé a escribir calculando la hora en que le daría a «enviar». Un consuelo: no estaba tan solo el Jefe. Gracias, amigos. Besos para todos).

  9. Esta democracia que ataca a los candidatos, revienta mítines y conferencias, amenaza con las pistolas o simplemente las utiliza, la hemos hecho entre todos: no sólo los políticos complecientes o interesados han criado esta nueva camada negra. El propio debate de primer nivel es suficientemente provocador, grosero, indigno.¿Qué se puede esperar de los sicarios en esta situación?

  10. La partitocracia acaba sin remedio en el deseo del partido único. Apunten en esa dirección si están indignados por los lamentables sucesos de que habla hoy ja.

  11. Usted sólo ve la escena por detrás del escenario. ¿Qué nos dicen usted y sus «sicarios blogueros» delos reventadopres del mitin de todo un presidente del Gobierno? Nada, como no dijeron nada cuando se lo reventaron a González en la universidad los muchahos de Acción Católica.

  12. No séde dónde puede sacar eso que acaba de decir este mastuerzo, pero refleja muy bien la estrategia actual del Gobierno y de su partido, las payasadas de Guerrao el exministrillo Sevilla,ambos haciendo méritos, como González, una vez ocmprobado que este de la Zeja no va a dejar títere con cabeza fuera del equipo de Pepiño.

  13. Mira, Antifaz, y tú, «Nunca pozitifo», ya sabéis donde os esperan con ansia. No aceptareis nunca la libertadde crítica, ni la indenpendencia de espíritu porque sois unos castrones a sueldo.Os acabará pasando (¡ojalá el próximo 9-M!) lo que a los anteriores «guerrilleros», que duraron media hora al verse solos. Sois perros guardianes, perros del poder.

  14. Ciano fue el único fascista medio educado. Quizá por eos lo fusilaron, señor mío.
    Delo de hoiy, mejor no hablar. Aquí en USA se intenta algo así en una universidad pública y llega volando el FBI. De las privadas ni les cuento. Pero, en fin, ya sabe, los yanquis son unos fascistas, ¿no?, nada más tienen que ver que no han recibido a ZapaZeja en toda la legislatura.

  15. No estoy de humor, sino indignado por esto que está ocurriendo, y alo que es difícil que el Gobierno sea enteramente ajeno por la sencilla razón de que agresiones tan explícitas requerirían algún detenido, por lo menos «el chivo» que nunca falta en el rebaño, y no lo hay. Asco y desprecio. Si tuviera tres votos, votaría a esas tres mujeres que se ubican hoy muy lejos de donde yo me sitúo políticamente, incluida Díez.

  16. (No teman, estoy amordazado). Mi adhesión al espíritu de lo que critica la columna. Y al ese señor que ha dicho que la partitocracia tiene al partido único. Esta democracia estámucho más en peligro que lo que gm está harto de repetir y hasta el Guerra se permitió criticar en uno de sus bodrios ilegibles.

  17. Una verguenza. Esa Facultad debería ser cerrada hasta que se aclaren los hechos y las responsabilidades. Y esos nuevos «guerrilleros de Zeta Rey» tendrían que ser detenidospor lo menos. Claro que con un ministro como Rubalcaba, me conformo con que no sea él quien los manda.

  18. Me sumo ala nota de Clara y sus amigas sobre el posible miedo viril al poder femenino. Interesante. ¡No lo digais en vuestro claistro porque podeis salir por la puerta de atrás!

  19. 22:34
    Vd. me sobrestima, doña.

    Esos dos que rebuznan no saben, no quieren distinguir, entre un abucheo discrepante y una agresión que pone en peligro la integridad física. Y no me hablen de la agresión a Bono, con sus detenidos y todo, porque me da la risa floja.

  20. Ayer fuerojn desalojados por la fuerza de la Audiencia Nacionallos trabajadores de la Admon. de Justicia. A los agresores dela Complutense, a los de Barcelona o Santiago, ni reñirles. Saquen conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.