Un guarda forestal ha descubierto, consternado el pobre hombre como pueden imaginar, el cadáver de un quebrantahuesos en el Parque Natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Se llamaba ‘Acebeas’ y era uno de los cuatro pollos reproducidos cuidadosamente en los costosos servicios de que dispone nuestra sensible sociedad y posteriormente liberados a su suerte por sus cuidadores, por lo que se ve, con cierta mala pata. Una pena siempre, la pérdida de un quebrantahuesos, de una águila culebrera o de un meloncillo, hasta la de una culebra de esas que con dinero público se “siembran” (yo lo he visto) por los descuidados montes de Andalucía. ¡Tremendo! Y menos mal que nuestras Administraciones no se duermen en los laureles y, por lo que se refiere a los ‘quebranta’, permítanme el apócope,  hasta tiene suscritos con varios países centroeuropeos altos convenios de colaboración e intercambio. El santo de Asís no hubiera llegado tan lejos, con la que está cayendo, sobre todo si se tiene en cuenta que uno de cada cinco peatones de la especia ‘Sapiens’ vive pobre según  las estadísticas y agarrándose a la brocha, en la mayoría de los casos, para llegar a fin de mes. Ah, pero lo del ‘quebranta’ ha sido muy fuerte, tanto que lo han enviado del tirón –con su GPS específico y sus plumas tratadas para su identificación—a los forenses que han de determinar juiciosamente la causa de tan sensible pérdida. ¡Tremendo, ya digo! Hay que hacer cuanto esté en nuestras manos porque una tragedia semejante no vuelva a repetirse, ni en esa especie ni en ninguna otra de cuantas pueblan nuestro planetilla. El “poverello Francesco” viviría muy contento en nuestros parques, él, que lo más que llegó a lograr fue colocarle una plática a los peces y pasarle al lobo la mano por el lomo. La virtud de los laicos es siempre más vistosa.

                                                                    xxxxx

Está muy bien que nos volquemos en la protección de nuestros hermanos y de nuestros primos en la filogenia. ¿No venimos nosotros del mono y antes del lémur y antes sabe Dios de que piezas del divino puzzle? Menos importante somos nosotros mismos, o mejor dicho, “ellos mismos”, los parias insensatos que tienen la osadía de escapar de su reserva natural –de su ‘nicho’ zoológico, en fin, antropológico, si quieren–, como esa negrada que viene en pateras desde África y a la que no podemos hacer otra cosa que liarlos en una manta y darles un colacao en un vaso de plástico antes de ficharlos y enviarlos de vuelta. Siete mil murieron en el año pasado, que fue un año bueno, según los que saben, una infinidad se perdió en el mar o hubo de ser arrojado a él –incluso hijos por madres—y dice la leyenda que bajan y salen a flote tres veces antes de abismarse para siempre en las profundidades y pasar a la cadena trófica. ¡Ah, pero donde se ponga un quebrantahuesos! Cuando ZP tuvo conocimiento de la tragedia de Almería (me refiero a la mayor, a la clásica: 14 muertos, incluyendo hijos, tras cinco días de viaje) dijo que aquello era un drama terrible, “casi insoportable”, atentos al adverbio, y que, mecachis en la mar, no habría fuerza humana que pudiera impedirle, ¡a él!, seguir incrementando la ayuda el desarrollo. Dicen que se pierde uno de cada tres cayucos (¿quién será el memo que ha inventado ese palabro?) y que si se computaran los desaparecidos, los miles se multiplicarían aterradoramente, pero que no hay GPS para todos, en especial habiendo quebrantahuesos en peligro de extinción, como ese pobre ‘Acebeas’ con el que un guarda forestal se ha dado de bruces en plena sierra, desmayado sobre un roquedo. A mí, les digo mi verdad, me dan envidia las aves del cielo, altas y soberanas, seguidas por control remoto y con derecho a autopsia el día fatal de la desgracia. Los negros no están en trance de extinción, qué coños, y además ni siquiera son blancos. He mirado a foto del ‘quebranta’ y se me han saltado las

lágrimas, créanme.

7 Comentarios

  1. pimen tilla
    Sangrante, sangrienta la ironía del Anfitrión. Somos un país en el puesto, no me acuerdo pero lo de puntero es y ha sido siempre una pamplina, en cuanto a economía. Los chicos del PP nos contaron esa peli y hasta los del otro lado de la trinchera se la creyeron. Además estamos en crisis, se traduzca como se quiera la palabreja, no se vende un coche, en los carritos del híper sobra sitio, no se terminan millares de pisos, los parados aumentan hasta estresar al máximo a los trabajadores de los servicios para los sin trabajo y quien no lo vea así es ciego, sordo, disminuido mental o político con mando.

    Pues a pesar de ello hay una consejería o una agencia o una empresilla paralela o todo ello junto en la que cientos de enchufados, biólogos, guardabosques, agentes rurales, chóferes, ayudantes, peones, lameculos, quitapelusas y tiralevitas, amén de los innumerables hotelitos con encanto -que ya me gustaría conocer quién está detrás de los que aparecen como sus dueños- que viven del cuento del ‘quebranta’, del alimoche, del león buitrado o viceversa, de la nutria, del criadero de conejos y ¡¡tatatachán!!, ¡pom, pom, pom! -es el alabardero quien da esos golpes- ¡¡¡Su Majestad El Lince!!!

    ¿Eso es gasto público o gasto social, gasto elemental o gasto suntuario? Porque esa patulea que nombro ahí más arriba es de las que utiliza crema para la entrepierna porque le salen eccemas de tanto rascársela. Eso sí, constituyen parte importantísima del granero del que se alimenta la Bestia.

  2. Fenómena, la colúmna, y qué graciosa! Es verdad que es algo sangrante y dura pero nos merecemos eso y peor!
    Besos a todos.

  3. Vaya, acabo de atracar en puerto y veo con suerte que sigue activa una buena columna de piratas, uy perdón, que iba de ecologismo-humanitarismo. Grandes palabras y estrechamente relacionadas si no fueran burdamente pisoteadas por los politicastros de turno. Todavía recuerdo la manera de celebrar el día de medio ambiente cada 5 de junio en los bucólicos jardines de la Casa Rosa, antigua sede del A.M.A. (qué bonitas siglas), eso era amar el medio ambiente, gastando algún milloncejo de nada con sibarita catering en honor al dinero de los contribuyentes. Una bagatela comparada con asuntos más fangosos como la del antiguo Director del Parque Natural de Grazalema, http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article11637
    Qué pena lo de “Acebeas”, lo digo en serio, y lo cortés no quita lo valiente pero ínfimo comparada con el drama de los que buscan algo tan natural como llenar su estómago y el de sus familiares; como si hubiera barreras para el hambre. Para éstos se ha ideado una máquina para detectar los latidos del corazón de los sinpapeles escondidos en los bajos de los camiones. También un querido amigo me ha comentado que en los USA en un experimento con fines militares se ha conseguido a base de nanotecnología hacer invisibles los objetos.
    Pues sí, la Bestia no para D. JA.
    Abrazos.

  4. Creo, mi doña Sicard, que el Anfitrión hace vacances. Bien merecidas las tiene y solo podemos desearle que les sean propicias.

    Algo me ha parecido entender en los comments de estos días pasados.

    Besos. Besitos. Smuakiss.

  5. A mí también me pareció que pronto iba a volar a Venecia pero por si las moscas….(Volare, ooh, cantare, ooooh:)
    Espero que se encuentre bien y disfrutando en tan magnífico lugar. Quizás le haga una visita a nuestra Dona y en ese caso espero le diga que tiene en el blog por lo menos a dos incondicionales.
    Besos mi doña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.