El Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) se la pilla con papel de fumar. Ha cuestionado un anuncio de la DGT sobre el suo de cinturones porque el conductor siniestrado sería un padre y hay que “evitar los estereotipos sexistas tanto en lo referido a hombres como a mujeres”, fíjense qué cosa. También dispone que los moderadores no opinen para no faltar a la neutralidad (¡) como habría hecho también Canal Sur, pero no por lo que cualquier andaluz consciente pueda estar pensando, sino por algo observado en uno de sus programas cuyo ponente había sido previamente excluido del debate. De verdad, hablar de neutralidad y plantear una especie de censura ocasional, suena  a inocentada o tomadura de pelo, si se tiene en cuenta lo que sale cada día de nuestra teledirigida radiotelevisión pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.