Muchas cosas le ha dicho CCOO a UGT, es decir, José Delgado a Luciano Gómez, con motivo de la proyectada manifestación en defensa del empleo industrial que así, como quien no quiere la cosa, le metería sin disimulo el sindicato a la precampaña electoral, pero ninguna tan rotunda y elemental como la razón de que “éste no es el momento para la manifestación planteada porque puede redundar en el enfrentamiento ciudadano” impidiendo el indispensable “consenso mayoritario” en toda la provincia. La verdad es que poco espacio le está dejando esta vez CCOO a su competidora, pues esa clamorosa evidencia descubre sin remedio el propósito partidista de Luciano Gómez. Y lleva razón en que un problema básico y clásico como ése no debe resolverse sin todas las garantías y menos convirtiéndolo en arma electoral de una formación política. Es difícil saber si  UGT está todavía a tiempo de evitar ese “enfrentamiento”, pero si no encuentra una salida no es dudoso que habrá de pagar un alto precio ante la opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.