El director de Canal Sur debe de creer (y desde luego no le faltan algunas razones) que el personal es tonto de remate cuando protesta porque un órgano tan demostradamente partidista y permisivo como el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) se haya visto forzado a darle un toque por su actitud durante las elecciones. Argumentan desde en Ente que no está probada su parcialidad por no ser firmes las resoluciones y estar pendientes de recurso, como si hiciera falta que se pronuncie el cadí para percatarse que “La nuestra” es sencillamente “la de Ellos” desde que se fundó pero tal vez ahora más que nunca. En lo que no hay más remedio que estar con ese director es en el hecho de que le den el toque por lo hecho durante la campaña electoral, como si su actuación cotidiana no fuera elocuente. Si quiere podríamos facilitarle la relación de “asuntos” de interés públicos silenciados junto a la lista de sus autobombos.

1 Comentario

  1. (¿Fuera de contexto?) Ayer me llamaron a las 5:10 p.m. ‘Pon el Canalsú, verás qué espectáculo’, fue el mensaje. Enciendo el electrodoméstico y hay una conexión en directo con … ¡Alcalá de los Gazules!

    Duró un buen rato la pavada: unas vaquillas asustadas y unos mozos machotes que les hacen quiebros y volatines, aunque eso no se vio. Solo a los machotes tras la faena. Pero el número fuerte era la retransmisión de la confección de un plato típico, una especie de gazpacho ¡caliente!, que lo confeccionaban -¿se lo imaginan?- doce o catorce ¡mujeres, ni un solo hombre! Eso sí, ataviadas con delantales y pañuelos a la cabeza. Los hombres estaban por detrás, de miranda y el vaso en la mano.

    Luego las mozas sesentonas se echaron un baile. Ningún hombre bailaba. Me imagino que en la misa del santo Patrón, el alcalde -no sé por qué me barrunto que socialista, perdón, de la Pezoe, que son cosas distintas- encabezaría la función con su vara y su canesú. Luego fue entrevistado en directo. Nada de racaneo, por tó lo alto.

    Según mis noticias, dicha ídem correspondería a un programa que se llama Andalucía Directo, más tardío, pero no iban a tener a las criaturitas hasta tan tarde sin comer. Pues se intercala el notición en otro programa distinto y ‘a juí’, que dicen en mi pueblo.

    Por cierto, en dicho Alcalá nació el día de la Candelaria de 1977, la Excelentísima Señora Ministra de Igualdad, doña Bibiana Aido, que tuvo la aguileña y preclara visión de apuntarse a la Pezoe-A en cuanto cumplió la mayoría de edad. Qué carrerón lleva la señora: primero, directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco -con un buen sueldecito, supongo- y ahora con 31 añitos recién cumplidos, en todo lo altito de la cucaña. Felicidades, compañera. Tú sí que vales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.