Desde el ámbito saharaui se critica duramente la actitud y las declaraciones sobre la situación del Sáhara hechas por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, durante su reciente visita a Marruecos. Ni siquiera se habla ya de los viejos compromisos favorables a la antigua colonia sino que se recuerda el desprecio que cualquier actitud adoptada al margen de las resoluciones vigentes de la ONU no merece respeto.El apoyo al Sáhara ha ido decreciendo a medida que la dirigencia del PSOE se acercaba al régimen alauita, un régimen decididamente antidemocrático y, por lo que al Sáhara se refiere, algo bastante peor. ¡Qué poco vale ya una chaqueta! A no ser que valga lo que la mayoría no sabemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.