Viene bien el calor, africano a ser posible, para confundir bajo la calima el desolador paisaje político. Chaves anda en Marruecos como si no se hubiera enterado de la jugada de Delphi, los empresarios de El Algarrobico dicen que demás está lo que digan los tribunales sobre su “hotel sobre la orilla” si el Ministerio no tiene pasta para indemnizar a la propiedad, nadie sabe –ni la propia ministra y menos aún la Junta– por qué se quema el monte en Cerro Muriano, se publican los fabulosos sueldos de los políticos, protestan los usuarios por la falta de médicos en las aglomeraciones de verano, colea el saqueo marbellí como la penúltima serpiente de verano y nos enteramos de que si el presidente del Consejo Audiovisual le pagan bastante más que al Presidente del Gobierno por su más que prescindible tarea, a sus consejeros también. La galbana ayuda lo suyo para entumecer la conciencia. Es posible que si una borrasca refrescara el ambiente, el corral se alborotara en condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.