El presidente del PP, Javier Arenas, ha lanzado en Huelva la idea de que el cambio en Andalucía es ya una realidad en el horizonte cercano. Es más, ha dicho que hoy empatarían en nuestra provincia los dos grandes partidos y aventurado que el día en que los conservadores logren gobernar la Diputación, gobernarán también la Junta. Cábalas optimistas, pero hay que reconocer que no menos que el barómetro presentado por Chaves y en el que se comprueba –a pesar de ser obra elaborada en su entorno—su brusca caída ante la opinión pública y el descenso de su popularidad hasta el extremo de que seis de cada diez andaluces no aprobarían su gestión. ¿La crisis? Pues puede, pero habrá que estar atentos a los movimientos que se produzcan en adelante en la sociedad, incluyendo la presencia en la calle de manifestaciones de “derecha” reclamando un trabajo digno y políticas efectivas contra esta catástrofe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.