La suerte de Clotilde Reiss, la chica francesa de 24 años para la que el tribunal islámico pide pena de muerte en Irán por haber redactado un informe sobre la resistencia postelectoral dirigido a un instituto dependiente de su embajada, no es la peor imaginable en esos escenarios. Compárenla con la de Lubna Husein, condenada en Sudán por otro tribunal de la misma naturaleza a recibir 40 latigazos por usar pantalones. Estamos viviendo una auténtica escalada tras la resistencia iraní que se niega a aceptar el resultado de unas elecciones en las que se han probado ya fraudes de gran calado y, en un plano más general, una ola de moralismo policiaco (Arabia Saudí, Sudán, Irán, Afganistán…) radicalmente incompatible con una convivencia racional. Inglaterra ya ha calificado de “auténtico escándalo” el primero de estos dos casos y Francia ha exigido la puesta en libertad como única solución posible al disparate provocado por el nerviosismo de los radicales, habiéndose registrado reacciones parecidas en Alemania y otros países. La que calla es España. España, omnipresente en los enredos bolivarianos y demás mandangas, no se ha dignado abrir la boca para al menos discrepar de semejantes métodos ni siquiera –que se sepa—a nivel de embajadas. España, la tradicional amiga de los países árabes de Franco, no quiere bajo ningún concepto comprometer ese legado de la dictadura que ahora revive el Gobierno desde la democracia y en plena confrontación mundial provocada por el extremismo teocrático que estos días –también ante la protesta de la comunidad internacional– acaba de condenar a un infeliz, ladrón de joyerías, a ser decapitado y crucificado luego durante tres días para general escarmiento. La España que legitima ‘de facto’ la colonia de Gibraltar o que apoya con decisión el proyecto de Chávez, se niega a inmiscuirse, en cambio, en los incómodos problemas que crea el “fanatismo amigo”. España va a presidir Europa en medio de una inquietante soledad.

Nadie en sus cabales despreciaría una política de entendimiento con ese mundo cerrado y agresivo, pero tampoco es verosímil que aprobara estos silencios ominosos que, entre otras cosas, seguro que nos alejan progresivamente de ese célebre “corazón de Europa” al que el Gobierno, recién llegado al menos, decía que buscaba aproximarse como alternativa natural. Aparte de que su inhibición ante tales barbaries sume en la ambigüedad el tan publicitado proyecto de sensibilización de que este Gobierno ha hecho santo y seña. En especial el silencio absoluto observado frente a ese importante movimiento iraní –al que desde el entorno de Obama se califica de heroico—resulta tan elocuente como desolador. Y de ese mutismo a la complicidad no hay más que un paso que las potencias europeas no cejan de denunciar. La España que apoya a Obiang o a Chávez pretende ignorar estas miserias. Sería un milagro que su presidencia de la UE no pague cara esta intolerable actitud.

18 Comentarios

  1. Diríase que hay temas que incomodan tremendamente a ciertas ideologías y movimientos afines al poder. La respuesta es siempre la misma y Bernarda Alba no podría resumirla mejor: “¡Silencio, silencio, silencio!”.

  2. Bien visto: España calla ante esos inquietantes “aliados” de civilización, les disimula sus satrapías, hace como que no ve sus atrocidades o, lo que es peor, las justifica: ZP sostiene que el terrorismo internacional es consecuencia de la desigualdad, ya ven qué imaginación. Silencios calculados qu eterminarán aislándonos del mundo civilizado de verdad. Silencios de complicidad que en absoluto comparte la mayoría de los españoles.

  3. Lleva toda la razón, amigo gm, a la vista del creciente número de personas perseguidas por razones políticas en esas dictaduras con lass que nuestro Gobierno guarda la roipa cuando no coquetea abiertamente. Es doloroso asistir a esta espectáculo que interpreta tan tropemente el ministro dicen que inspirado por su presidente, qué más da. Pero hemos de pagarlo bien caro, puesto que el pretsigio de las naciones se traduce siempre en el trato que reciben.

  4. Hoy, todavía bajo la caricia del viento foreño, comentamos la muy acertada protesta de jagm frente a la política que el Gobierno sigue, rodillas ante las dictaduras y los fanatismos. Llegamos a la conclusión de que ir por la via de voz que clama en el desierto, como va él, no debe de ser muy gratificante, pero desde luego es dignísimo. Escuchen a los que nos rodean, callando más que hablando, hablanmdo cuando no deben. Nosotros, con la ayuda de nuestra manguarita y al arrullo de la brisa atlántica, nos sentimos hoy un poco más deudores de la gente como él.

  5. Ni caso a esta gentuza insultante, hagan oídos sordos a la estupidez. Lo que dice al columna sobre la complicidad de nuestra política exterior es la pura verdad. Lo sabe bien cualquiera que lea los periódicos. El otro día me comentaba un viejo diplomático que no recordaba un proyecto más improvisado y con más despropósitos que éste. Y me ponía el ejemplo de las tres hazañas de este verano: la visita apuntaladora a la dictadura criminal de Obiang, el besamano a Chávez incluida la humillación de la espera por la onomática del Gorila, y en fin, el ridículo de la “foto de Gibraltar”. Va un abismo entre la política de Aznar (a pesar de sus ministros tan poco convincentes) y la de este improvisador surgido de la nada.

  6. Poco que añadir a lo evidente. Esta gente no sabe ni bien ni mal hacia dónde se (nos) dirije y si coquetea con esa chusma es simplemente porque ello resulta lo más asequible enm política exterior. EnAlemania o Francia, Moratinos no nes nadie, aunque, después de visto lo visto, ¡en Venezuela tampoco!

  7. Lamentablemente no encuentro manera de discrepar en nada, tal es la evidencia de nuestra debilidad actual. Porque yo creop que es por debilidad por lo que nos alineamos o tratamos de alinearnos con esos regímenes repudiados en general. Aunque hay que admitir que cada país tiene su Guinea, Francia, USA, Gran Bretaña… Creo que lo nuestro de esta etapa es peor: es ausencia de una dirección clara: no saben a dónde va, como antes se dijo, y acuden allí donde encuentran menor resistencia o incluso buena acogida. Una mala estratageia en política internacional, no me cabe duda, pero que tampoco es que la ahya inventado ZP ni su escudero.

  8. No conozco a Discrepante pero sin embargo observo que ese Rafa debe ser el baboso de guardia del engreído plumífero de la página cuando con tanta rapidez ha salido insultando. Por qué insulta usted porque uno discrepe de la mayoría, pregunto.

  9. Tontos aparte, de acuerdo con la tesis: estos señores ignoran el rumbo pero insisten en la derrota.

  10. El diplomata anda, como mínimo, tan despistado como la ministra de Sanidad, que no sé si habrán esxuchado o leído (lo recomiendo) su decálogo contra (¿) la gripe A. En estas manos “expertas”, que nos indican el kleenex desechable y el jabón Lagarto como remedios básicos contra la pandemia, cualquier día nos estrellamos. Y cuidado, porque si de la ministra se puede decir que no se ve la razón por la cual la han hecho responsable de la sanidad nacional, del otro, de Moratinos, por criticable que hoy parezca (merecidamente) no hay que olvidar que se hizo de una leyenda importante en su etapa como enviado en Oriente Medio. Yo he oído a mucha gente, al anfitrión incluido, tratar con deferencia a ese hombre en otros tiempos.

  11. Ayer decía que me gustaba la contradicción, y la discusión, y las opiniones adversas porque no tiene ningún interés el que todos estemos de acuerdo siempre, pero las cosas se hacen por lo menos con cortesía, y si es posible con gracia. El primero en insultar ha sido don Discrepante y ya eso lo descalifica. Cuando uno no sabe discutir y no tiene argumentos recurre al insulto. Mas dificil es convencer….
    Pues sí, supongo tambien, para ser honestos, que España está en primera fila, porque el Africa queda justo en frente, y el estrecho se cruza pronto. pero desde luego hay ocasiones en que callar es otorgar y eso puede acabar por costar caro.
    Besos a todos

  12. No hay que leer a Le Carré para observar como alguno que juega a doble agente visita este blog. En mi opinión es alguien muy cercano al que le corroe su mediocridad y la envidia por el buen escribir del anfitrión , pero sobre todo por su audiencia incondicional. Este patético ser debería vigilarse la sesera antes de que le dé por cortarse los pabellones auditivos, aunque sospecho que no tiene remedio. En cuanto a la columna de hoy, algo facilona; cuando opta por el acoso y derribo baja su nivel, pero se comprende visto el espectáculo que el personal dio ayer.

  13. Este gobierno no deja de avergonzarnos a escala internacional y para más INRI el PSOE nos bombardea con los más lelos de sus filas. ¿No echan de menos a don Trebonio?

  14. Ya sé que no son horas, pero el modemcillo del que me valgo por aquestas latitudes está hoy de semihuelga y ni sé si esto saldrá.

    Lo que me permito afirmar es que pocos gabinetes de gobierno, incluidos unos pocos franquistas que yo recuerde, han coleccionado tal cantidad de inútiles, semianalfabetos, incompetentes, ineptos y vacuos elementos. Es cierto que Adolfo nombró a varios zoquetes, que Felipe, junto a personalidades como su primer ministro de Exteriores, incluso Boyer -a pesar de la China y la rumasina- tuvo a más de un zascandil sentado a la mesa alargada. Con Aznar basta recordar a Tocino, Villalobos o la lumbrera Cascos, pero es que esto de ahora es una panda de amigotes chupacharcos indocumentados –también con excepciones, aunque pocas-, de mesalinas infértiles y/o calentorras que no solo tienen que aprenderlo todo pues vienen de ser concejalillos de manta y porra, alcaldes de poblachones o ratones y ratonas de la burocracia/meritocracia partidista, donde solo aprendieron marrullerías, sino que además tienen una jerarquía de ideas y valores que ríete de los buscones y las remiendavirgos de nuestra mejor literatura.

    El Desatinos, que le gusta el vino -como a mí- da cada vez más pinta de pobre hombre. De Aidos o Aidas, o Trinis, mejor no hablamos. Buenas noches.

  15. Mientras nos tengan a todos los españolitos engañados con la Belén Esteban y compañia, ellos tan panchos, además como elecciones corruptas son todas para que se van a pronunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.