Sostiene la Guardia Civil, a la que hay que suponer imparcial, que en la Junta de Andalucía se perpetraron ERE fraudulentos también después de que Griñán decidiera cargar todas las culpas sobre el ex-director  general Javier Guerrero, y acusa a esa Administración de ocultar documentos claves a la juez que instruye el caso. Por su parte, el portavoz del PSOE, Mario Jiménez, ha proclamado que esa denuncia es insignificante porque “no tiene ninguna trascendencia en términos jurídicos”. Bueno, eso ya lo dirán los tribunales, porque la opinión de Mario Jiménez, que nunca logró pasar de primero de Derecho, estarán ustedes de acuerdo conmigo en que carece absolutamente de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.