No poco sacada de madre me parece la imagen del « cartel de los ERE » que el portavoz del Partido Popular, Antonio Sanz, ha ofrecido del enredo a raíz del descubrimiento de las andanzas del conductor del director general Guerrero a las que ha compradano, nada menos, que con « una cuestión de la mafia siciliana ». ¡Vaya idea de la mafia que tiene Sanz, aunque haya que reconocer que los personajes de este obra insólita dan pie a cualquier ocurrencia exagerada. A lo que hay que negarse es a entrar en el juego de la Junta y del PSOE de ceñir en exclusiva  la responsabilidad a ese personajillo que, obviamente, no pudo mangar de esa manera sin el vº bº de sus sucesivos consejeros y de sus sucesivos Presidentes. Este asunto es tan grave que exagerar carece de sentido. Será la Justicia la que fotografíe a cada cual de frente y de perfil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.