Quizá el futuro candidato del PP a las autonómicas, Juan Manuel Moreno, debería mejorar su estrategia, hasta hoy consistente casi en exigir a la actual Presidenta que compita con él en un debate público. ¿Y por qué iba a darle esa oportunidad esa futura candidata que en aquella tendría acaso mucho que perder y poco o nada que ganar? Nadie en la política se pita penalti a sí mismo y menos si cabe quien acaba de llegar al poder “por accidente” y no parece, desde luego, que sea una minerva del foro. Díaz tiene a su favor la inercia de un “régimen” mientras que Moreno sigue siendo desconocido en esta plaza. Que trabaje, como trabajó Arenas hasta ganar siquiera pírricamente unas elecciones. Antes no espere que desde enfrente le eche una mano quien lo que querría es morderle la suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.