¡Cómo sería la estructura de la Administración paralela de la Junta, esto es sus empresas públicas, que la consejera comunista de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, hizo una primera poda en EPSA y ahora acaba de liquidar en la misma nada menos que a 30 directivos! ¿Cuántos tenía, pues? No creo ni que se sepa, pero la consejera Cortés, les ha suprimido, encima, las cesantías y las indemnizaciones por considerarlas privilegios injustificables. Lo que no sé es si, como hizo en su día el PA, procederá luego a sustituir a los destituidos por personal afecto a IU. Yo no lo creo, en principio. Lo que sería interesante es que la coalición exigiera a Griñán un repaso general a ese monstruo insaciable que es la nómina de militantes, familiares, amigos y otros deudos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.