Dos primeros incendios en nuestros campos, en esos campos en los que, según la consejera del ramo, Cinta Castillo –¡gran experta!—, no debería de haber muchos siniestros este verano puesto que “había llovido mucho” a lo largo del invierno y la primavera, ya ven. No parece que, por fortuna, los daños sean demasiado graves pero sí que son un anuncio que contradice la previsión de la responsable y debería contribuir a mantener la guardia lo más alta posible. Aún estamos esperando compensaciones por el famoso incendio de Riotinto que arrasó miles de hectáreas en Huelva y Sevilla. De modo que más vale prevenir que exponerse a otra catástrofe en las que, en mano de quienes estamos, más vale no pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.