Seguimos aguardando impacientes esa encuesta que anunció Barrero en la que el Superalcalde perdería, según el mandamás, la mayoría absoluta, es decir, su viejo y frustrado sueño. No la saca, ¿por qué será? ¿Tal vez porque los datos no cuadran tanto como anunció o quizá porque, a lo peor, ni existe siquiera el sondeo? El sideral despiste de la candidata en la reciente rueda de prensa no hace sino confirmar que las cosas no deben de rodar tan bien como anuncian desde la sede pija del Conquero, aunque también podría ser que las recientes declaraciones de Bono –“¿Yo candidato a la alcaldía de Madrid? Pero, hombre, si yo no soy de Madrid ni vivo en Madrid, ¿cómo iba yo a presentarme a la alcaldía de Madrid?”—le hayan caído encima a la candidata como un alud demoledor. En fin, de éstas quedan unas cuántas de aquí a las elecciones. Mientras tanto el PP guarda sus encuestas y tira millas, ante la evidencia de que nada sugiere el desgaste de Pedro Rodríguez, que era el requisito de la “operación Jenaro” para desmontar a Pepe Juan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.