La responsable de Igualdad y Política Sociales de la Junta se ha apresurado a oponerse a la iniciativa de la ministra de Salud de establecer una Ley para la Prevención del Consumo de Alcohol en Menores. ¡No faltaría más! Recomienda la consejera, eso sí, “una reflexión” sobre el grave asunto pero ni hablar de acoger una medida del Gobierno de la nación, aunque no deje  de reconocer que las familias “están desbordadas”. Nuestros jóvenes –parados de día, “colocados” de noche— tienen el campo abierto a ese desmadre a pesar de que algún congreso médico aquí mismo celebrado profetizó que una de cada cuatro de esas criaturas acabará cirrótica. Cualquier cosa antes de colaborar con ese Gobierno que la Presidenta sueña con presidir algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.