El tercer semestre ha vuelto a subir el paro en Andalucía hasta situar la tasa en un 18’3 por ciento, un descenso de la población ocupada que, según la Encuesta de Población Activa, es bastante superior a la media nacional. El número de desempleados ha crecido un 39’1 por ciento, algo menos que esa media española, de manera que las Oficinas del INEM tenían  inscritas a finales de noviembre 707.749 personas en paro, es decir, más o menos lo que suman entre Cataluña y Valencia. Esa es la realidad y el resto simple propaganda para entretenimiento de despistados y discursos navideños. España va peor que Europa y Andalucía peor que España, a ver quién puede negar eso. Hay que repetir que tan canalla es quien celebre esos números negros como quien los oculte o maquille.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.