El coordinador de IU, Diego Valderas, que anda haciendo campaña para su hijo en las municipales de Lepe, se ha mostrado dispuesto a defender en el Parlamento autónomo la insigne bobada de proponer para los chistes de léperos la condición de Bien de Interés Cultural, en el contexto de una propaganda partidista que pasa por un despreciable video en el que IU se propone a eliminar todas las gaviotas de la localidad aludiendo de la forma más burda al PP gobernante. Todo muy tosco y grosero además de ridículo, lo que resulta más impropio por el padre que por el hijo que, al fin y al cabo, nada tiene que perder. Parece que la norma de estas dinastías consiste en bajar el listón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.