La Junta no renuncia aplicar su plan de Calidad, ése que la gran mayoría de los docentes han rechazado calificándolo de “soborno” y que consistía en ofrecer más dinero a cambio de menos dureza en los exámenes para reducir al fracaso escolar, pero tampoco está dispuesta a gastarse en la enseñanza siquiera la media de lo que se gastan las demás comunidades españolas, entre las que figura en último lugar con la inversión más pequeña del país. Seguiremos, pues, con índices máximos de fracaso y de insolvencia del alumnado mientras gastamos lo que no está en los escritos en tantas pavadas para la galería y se dispara el gasto corriente que hasta González critica ya, sin el menor reparo en la crisis que vivimos. Treinta años no han bastado para que este Gobierno ininterrumpido de un solo partido alcance al menos los niveles de inversión de regiones tan pobres o más que la nuestra. Por fortuna, no parece que los profesores vayan a rendirse pero, lamentablemente, tampoco parece que Chaves esté preocupado por el desastre escolar.

1 Comentario

  1. Gracias a JA por seguir escribiendo verdades sobre asuntos que verdaderamente importan, aunque no le importen a casi nadie.

    Beati qui pro veritas pugnarunt

Responder a quercus Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.