Ha dicho el líder comunista Cayo Lara que su partido tiene muy claro quién puede ser (quiere decir, quién sería, llegado el caso) su pareja de baile. Pronunciamiento ocioso dado que IU lleva varias legislaturas mendigando ese baile al PSOE y ve ahora, ante las dudosas expectativas electorales, su mejor ocasión de lograr su viejo sueño. Este personal no es el que representaban Anguita y Rejón, evidentemente, ni tiene dentro de la cabeza más que un turbio residuo radical y una desmesurada ambición política. El PP deberá ganar por mayoría absoluta en ese baile de máscaras si quiere cambiar eso que la propia  IU no ha dejado de denunciar como el gran lastre de Andalucía.

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.