Futbolín

Una metáfora real: la imagen del Rey, junto a la plana mayor de la politiquería, librando una partida de futbolín. No habrían podido hallar otra mejor para ponernos ante el espejo, ellos manejando los mandos, nosotros dando chilenas y volapiés forzados sin salirnos de la fila, como autómatas sin voluntad ni criterio. Es asombrosa la…

Ridículo

Han perpetrado, finalmente, el ridículo, y menos mal que (aunque lamentablemente) no estamos en temporada turística. ¿Qué impresión de Sevilla y, por extensión de Andalucía, se llevará el forastero que aterrice en esa “no feria” inventada por el Ayuntamiento de la capital? Plazas con farolillos, bares y comercios engalanados “a la flamenca”, que ocultan severamente…

La ropa sucia

Entre los “afrancesados” de mi generación, Olivier Duhamel, el gran constitucionalista, fue una institución. Máxima autoridad en las “ciencias políticas” francesas  y sombra de la famosa facultad de “Sciences Po”, Duhamel parecía no caerse de titulares mientras su imagen se repetía incansable en radios y televisiones. Pocos personajes en el siglo francés (en el pasado…

Justicia y memoria

¿Se acuerdan ustedes de lo de Marcasevilla? Es posible que no porque han transcurrido nada menos que ¡10 años! desde que apuntara el escándalo de aquel reparto entre amiguetes perpetrado por el “régimen” anterior, según el magistrado, “extramuros de cualquier legalidad” y “de forma injusta y arbitraria” además de “prescindiendo del procedimiento legal”. Un juez…

Ocurrencias

Los ontólogos de guardia en el Ayuntamiento sevillano han rizado el rizo tan descabelladamente que han terminado por inventar lo que algún colega ha llamado la “no-Feria” (de Abril) en su enigmático empeño por forzar la “nueva normalidad”. Es verdad que hay ya indicios vehementes de que, luego, han caído en la cuenta, y hasta…

Realismo

A los andaluces –de creer a los augures de un barómetro regional– les preocupa bastante más el desempleo que la dichosa pandemia. He ahí una rotunda muestra de realismo en nuestra mentalidad que, la verdad, no ha dejado de sorprender a quienes la creíamos irremediablemente extraviada. Y no es que nos hayamos levantado una mañana…