Otra más

La ley de Educación que patrocina la señora Celaá no hace sino continuar la tradición en esa cacharrería en que se amontonan las regulaciones legales de la docencia. Sólo una de ellas, la de don Claudio Moyano, duró más de un siglo (desde 1857 hasta mediados de los 60); luego, los partidos apostaron por la…

Era lo suyo

Parece que Vox cede razonablemente y se compromete a apoyar los Presupuestos del “Gobierno del cambio”. Otra cosa hubiera supuesto detener ese “cambio” y, como quien dice, volver a las andadas. Argumenta que ha conseguido introducir en esas cuentas algunas de sus propuestas, algo que no es más que el derecho elemental que asiste a…

El grito

Menos mal que, sobre la media voz cobardona en que susurra la protesta interna del PSOE –la imagen de algún líder arrodillado y desdiciéndose ante su Ejecutiva habla por sí sola—, se ha alzado inequívoca la voz de Alfonso Guerra denunciando la descomposición actual de su partido, cuya estrategia califica de “antinatural” y considera “absolutamente…

Enredos

No es difícil de entender la pretensión de Vox ni su lógico deseo de reconocimiento por parte del “Gobierno del cambio” que, ciertamente, su apoyo hace posible. Lo que ya no lo es tanto es la conversión de ese deseo en rígida exigencia, toda vez que su pacto con aquel resulta a todas luces inevitable.…

Era posible

Presumen los actuales responsables de Canal Sul de la resurrección del medio y debe de ser cierto el rentoy cuando doña Susana murmura desde su hipogeo denunciando, asómbrense, ¡la actual falta de pluralidad! del medio. Ahí están los números, apuntando hacia niveles nunca conocidos en el ente, y en especial, esos decorosos “informativos” que han…

Impunidad rentable

Una llamada madrugadora me despertó aquella noche que recuerdo heladora. Era Luis del Olmo para avisarme de la tragedia: ETA acababa de asesinar a los Jiménez Becerril y me rogaba asistir esa mañana a nuestra tertulia de Onda Cero. Como el destino parece complacerse en la serendipia, mientras preparaba confusamente mi café, tropecé con el…