Juan Palomo

Se ha repetido en incontables ocasiones: los miembros del Parlamento son los único trabajadores que establecen –¡y por unanimidad, no falla!—sus condiciones de trabajo y, lo que importa más, sus ingresos. Considerando los “curricula” de sus Señorías, hasta hay quien dice –y no seré yo— que a ese costo, andamos pagando una Cámara mediocre como…