Un respeto

Los jueces y fiscales se merecen un respeto, oigan. Su manifestación masiva de antier demuestra que están hasta el birrete de unos políticos que los habrán librado del ukase franquista, no digo yo que no, pero que los han reducido a un estamento humillado. No tienen ellos la culpa del desastre judicial que vivimos, sino…