Palabras tontas

En marzo pasado, un congreso de niños reunido en la Montaña Mágica de Medellín paralelamente al que las Reales Academias celebrarían en Cartagena de Indias, dio al mundo un manifiesto infantil en el que, “unidos por un sueño mágico de palabras locas”, incluyeron una propuesta de términos de cosecha propia entre tales como “flapigozo”  por…

La profecía de Salomón

Ha dicho el juez Gómez Bermúdez que, en su autorizada opinión, el enigma del 11-M acabará resolviéndose a base de tiempo, cuando pasen diez años, un suponer. Debe de tener sus razones, ya que lo dice, o puede que recuerde la peripecia del caso GAL, que necesitó quince años para entreabrirse y exhibir, siquiera a…

Razones para un cambio

Algún día habrá que hacer balance del papel jugado en la batalla contra el terrorismo por las mujeres vascas. Las hay que presiden partidos, que defienden a las víctimas contra viento y marea, que sostienen en solitario ayuntamientos cercados o que se enfrentan a la hostilidad organizada con una determinación bíblica. Una de ellas, María…

El teatro vacío

El flamante ministro de Cultura se ha visto masivamente desdeñado en el hemiciclo del Congreso a la hora de defender su Ley del Cine. La foto del acto nos muestra una desoladora panorámica en la que un solitario curioso aparece en la tribuna de invitados y once diputados cabales ocupan unos escaños de los que…

Cosas de poca monta

Ninguna novedad que el delegado del Gobierno se dedique a responsabilizar a la oposición de los males de la patria. Grandísima, en cambio, y de lo más grave, que el de Andalucía considere “cosas de poca entidad” delitos definidos en el Código penal como las quemas públicas de banderas nacionales o de efigies del Jefe…

Zonas catastróficas

¿Se acuerdan de lo que dijo el PSOE para justificar que sus diputados, incluídos los andaluces, votaran en contra de la declaración de los quemados del verano trágico como “zona catastrófica”, aquello de que esa “figura” había quedado obsoleta y en nada podía resultar útil para remediar la desgracia? Pues ahí tienen la celeridad con…