Deudas pagadas

Lo que ha ocurrido en Punta Umbría –un tránsfuga contratado ahora por el partido al que benefició con su traición– no es nada nuevo. Se ha hecho varias veces sin salir de la provincia y presumiblemente se va a seguir haciendo a medida que se reproduzcan los casos. En Aracena o en Valverde, en Cortelazor…

La crisis del totem

Como no hay pugna social que no genere dividendos, en Bélgica la industria textil, por un lado, y el comercio por el otro, están haciendo su agosto casi en el solsticio de invierno a base de vender banderas. La crisis nacional que mantiene al pequeño y próspero país sin gobierno desde hace medio año y…

El SAS va por libre

Oposiciones a médicos oftalmólogos, muchos de ellos implicados hace quince o más años, como interinos, en nuestro sistema público de salud (SAS), no pocos entre los cuales, por si fuera poco, vienen ejerciendo como microcirujanos en esa difícil especialidad. Veo que en el test del examen hay tres preguntas repetidas, exactamente iguales –quiero decir textuales,…

Horario de oficina

Le cuesta a la función pública entender que su calendario laboral no coincide con el de la vida ciudadana. Los funcionarios, legión de contratados incluidos,  creen que su tarea acaba cuando suena la sirena y, por tanto, su responsabilidad se extingue también en ese momento feliz. El sistema antepone el derecho vacacional del empleado al…

La pluma antigua

Vaya por delante que al broncazo dedicado al concejal Zerolo en la ‘manifa’ antietarra de Madrid no hay por donde cogerlo. La resistencia, cada día más residual, a aceptar modelos sexuales diferentes de los convencionales puede entenderse, e incluso aceptarse, pero en modo alguno habilita al resistente como censor y menos, por supuesto, como linchador,…

Ignorante equidad

La asociación de padres de alumno CODAPA –escudera fidelísima de la Junta que le arrima el ascua a su sardina– no se ha inmutado ante el informe PISA que sitúa a Andalucía, nuevamente, a la cola de las regiones españolas y europeas. La ruina intelectual de nuestros estudiantes es un clamor pero sus padre, o…