Más maera

Al comentario que hacíamos ayer sobre el disparate de la pelea sindical en el Polo onubense, hay que añadir la leña que ha echado a esa fogata el incombustible Valderas, capaz de llamar a sus adversarios de UGT–cierto que con dudosa propiedad léxica y teológica—“querubines” y “asexuados sindicales” (sic). Un conflicto que no precisa más…

Los duelistas

La apasionante e inacabable contienda entre Nadal y Federer sugiere con vehemencia la epopeya conradiana de “El duelo”, aquella historia memorable –se ha llegado a decir que el relato más perfecto jamás escrito— que cuenta la historia de los dos húsares napoleónicos que consumen su vida, sobre el fondo ‘rojo y negro’ de la locura…

La mala educación

A los datos más que inquietantes que conocemos sobre los hábitos de los adolescentes que vivaquean en la ESO (relaciones sexuales precoces, alcoholismo creciente, consumo de drogas) hay que añadir la evidencia del fracaso del sistema educativo. Que el 34 por ciento de esos alumnos fracase en sus estudios, habiendo aumentado en siete puntos desde…

Cisma sindical

La guerra sindical que se está viviendo en el Polo Químico se produce en el peor momento. Cuando el fantasma del cierre planea sobre muchas fábricas, enfrentar a las fuerzas sindicales no parece lo más razonable, y menos si para ese fin se utiliza el cruce de acusaciones de gravedad supina, como se está haciendo.…

Obama y el tío Paco

Es pronto seguramente para andar recogiendo las velas de la esperanza que se desplegaron a la llegada del presidente Obama, pero no quizá para comenzar a alarmarse de manera justificada ante algunos de sus regates sobre el propio terreno. Primero fue la decisión de no castigar a los culpables de torturas en las ergástulas americanas…

Altos cargos

Resulta de lo más ingenuo pensar que la Junta, o mejor, el PSOE de Andalucía, iba a prescindir de un número considerable de ‘altos cargos’ sólo en consideración al criterio de ahorro generalizado a propósito de la crisis. Esos ‘altos cargos’ son el instrumento con el cual el partido se mantiene unido, el pegamento restaurador…