Dos varas

Parece que Chaves se ha negado en redondo a aceptar un pacto de concentración en El Ejido, tal como se había propuesto desde el PP a todas fuerzas políticas. Y no le falta razón, probablemente, al margen de que siempre quepa preguntarle por qué, si tan convencido está de su incompatibilidad con los ediles del…

Oferta tardía

Está muy puesta en razón la oferta lanzada al Ayuntamiento “popular” de la capital desde la Mancomunidad Provincial de Servicios (MAS) que controla el PSOE, en el sentido de que estaría dispuesta a comprar el 49 por ciento de Aguas de Huelva para resolver la crisis que el gobierno municipal pretende resolver con un crédito.…

Escrito en el aire

La Asamblea francesa ha dado luz verde al proyecto de transformación de Correos en una sociedad anónima con capital público que en cuestión de un año deberá abrirse totalmente a la competencia del sector, y lo ha hecho a pesar de la resistencia numantina de la izquierda renqueante, en esta ocasión apoyada por dos millones…

Turismo de crisis

No se sabe a ciencia cierta cuántos viajeros constituían el séquito de la presidenta de la Diputación de Huelva que se acercaron a Copenhague con el fin de arrimarle a los próceres del mundo su inestimable colaboración. ¿Se imaginan ustedes a la Cumbre de Copenhague sin esa señora y sus amigas, grandes “expertas en la…

La onubense en Punta

La Universidad de Huelva (UHU) ha demostrado un decidido empeño en incorporar a la enseñanza las tecnologías más modernas, hoy tan inevitables como útiles, en concreto una sala de videoconferencias, otra de polimedios y un laboratorio de contenidos multimedia. Las tecnologías por sí solas no elevan ni prestigian a una universidad pero sin ellas resulta…

Nostalgia del infierno

Si hace unos días traíamos aquí el hecho singular de la masiva añoranza rumana por los tiempos de la dictadura de los Ceaucescu, acabamos de saber ahora que en la atormentada Ucrania la famosa “revolución naranja” está a punto de ser desbordada por la nostalgia roja, mientras vemos desfilar en Moscú, por los andurriales nevados…