Fondo tocado (2)

Al tiempo que aquí decíamos que un alcalde, como el de Sevilla, con dos colaboradores cercanos en prisión, no resistiría mucho, el propio afectado anunciaba que se iba voluntario del Ayuntamiento renunciando a presentarse de nuevo en las próximas municipales. ¿Y ya está, liquida una finta tan inevitable la grave cuestión de una gestión lastrada…

El no sistemático

Es incomprensible como gente que lleva viviendo de la política tres décadas se empecina en el no sistemático a la oposición. En el caso de La Rábida, por ejemplo: ¿a qué viene, qué puñetas gana la Diputación boicoteando la reivindicación popular en lugar de pilotarla? ¿Y tratar de hacer del dispendio del ‘palacete’ de la…

Canción del suicida

Uno de los grandes maestros que he tenido el privilegio de conocer, don Enrique Gómez Arboleya, me regaló en su día una edición francesa de la obra de Durkheim sobre el suicidio, que conservo, con una dedicatoria enigmática: “Nunca se precipite usted al juzgar al suicida”. Don Enrique, el amigo de Falla y de Lorca,…

Tocando fondo

La decisión del Tribunal Supremo de enviar a la cárcel a dos cercanos colaboradores del alcalde de Sevilla, reos de haber falsificado facturas para allegar fondos electorales, marca un hito difícil de ignorar: ningún cargo público puede mantenerse en el poder en semejantes circunstancias ni ningún partido que de verdad esté por la defensa de…

Comunismo a tiempo parcial

Los responsables onubenses de IU, y señaladamente los coordinadores regional y local, Diego Valderas y Pedro Jiménez, son comunistas a tiempo parcial. Por ejemplo, lo son para combatir junto al PSOE al gobierno municipal de la capital, zancadilleado incluso a la hora de buscar en la privatización relativa del servicio de abastecimiento de agua para…

Otros muros

Una inmensa barrera se está construyendo en Estados Unidos desde California a Texas. Más de mil kilómetros de muralla frente a un desierto temeroso sobre el que cada año se encuentran 300 cadáveres de inmigrantes que, como en las estampas clásicas, sucumbieron víctimas de la sed y la desesperación. Placas de metal de tres metros…