Juan Palomo

Nuestros políticos, los parlamentarios sobre todo, son como Juan Palomo, ya saben. Ellos determinan su propio sueldo, sus dietas, sus horarios (¿), su retiro, sus bicocas o sus vacaciones sin que nadie pueda pedirles cuenta. Y suelen hacerlo por unanimidad, como es lógico, que nadie suele tirar piedras contra su propio tejado. Ahora el Parlamento…

Retraso indefinido

Nada de AVE para Huelva. Unos pocos kilómetros de vía adjudicados y un “apeadero” en lugar de estación es todo lo que el Gobierno propone ahora, y el Ayuntamiento, como exige la dignidad, se ha levantado de manos avisando que va a plantearse hacer por su cuenta la estación que la capital necesita y se…

Pobres y ricos

Rumores para todos los gustos a propósito de la crisis. Uno de ellos, al parecer ilocalizable en su origen, ha hecho desplomarse a la Bolsa al anunciar malos presagios, de momento infundados, sobre nuestro crédito real. La “prensa amiga” desdramatizaba ayer al tiempo que desde el FMI el propio DSK alertaba del peligro de contagio,…

El engaño del SAS

Nos vienen engañando desde hace la tira, pero hasta ahora no lo había certificado la Justicia: los datos con que la Junta maquilla las “listas de espera” están ajustados en falso para ocultar el fracaso de la asistencia del sistema público de salud. Y resulta que eso no es delito –los jueces sabrán—ni merece otra…

Dinastías

La contratación del hijo de Valderas en la Diputación nos ha hecho caer en la cuenta de que la política no sólo es un oficio sino que aspira a ser hereditaria. Dicen desde IU, ante la falta de curriculum del beneficiado, que lo que importa es la experiencia política y ésa, naturalmente, no tiene mejor…

Arqueología de la moda

Me he quedado de piedra al comprobar que no era una macana la leyenda de que en Francia iban, al fin, a suprimir la prohibición legal que veta a las mujeres el uso del pantalón. Admito que no he conocido nunca un caso parejo de anacronismo legal, pero me rindo ante la evidencia al enterarme…