Premio y castigo

El PSOE quebradizo de Griñán ha consagrado la regla de premiar a los alcaldes despedidos por sus votantes y castigar a aquellos que han triunfado en las urnas. Van a cargos que tal vez nunca soñaron alcaldes rechazados en su mayoría por arruinar a sus pueblos respectivos y chocar con sus vecinos, mientras se les…

Eva al desnudo

No sólo en el ámbito tercermundista se constata la radical sumisión de la mujer en la vida familiar. Es verdad que aquella realidad lacerante dista mucho de la que encontramos en los países desarrollados, pero parece ser que también en éstos se dan unas condiciones que traen rebelado al gineceo. Una vasta encuesta realizada en…

El tema del año

Sigue y crece la discusión en torno al cuestionamiento de las Diputaciones Provinciales. Rubalcaba y su entorno matiza pero insiste en su inutilidad decimonónica, el ministro Blanco lo apoya sin condiciones, Griñán las defiende de momento y hace hablar como ventrílocuos ( nunca mejor dicho) a sus segundos y terceros manteniendo aquello de que “sí…

Fresa y chocolate

Cualquiera sabe qué hay de realidad y qué de propaganda en el movimiento gay que se abre camino en Cuba. Desde el régimen se exhiben sus manifestaciones como pruebas de apertura mientras la oposición no ve en ellas más que publicidad política, pero es lo cierto que mucho han cambiado las cosas si recordamos la…

Caída del caballo

Parece que se han caído del caballo, deslumbrados por la evidencia, los mismos que durante tres décadas largas han desoído las múltiples críticas y sugerencias contra esos focos caciquiles que son las Diputaciones, auténticos pesebres de los partidos que las gobiernan. Rubalcaba dice que “sobran” y que reduciendo mil diputados se ahorrarían mil millones, José…

La misma piedra

He oído decir muchas veces en mi vida que si algo se cargó la República fue la barbarie anticatólica. Las quemas de iglesias, los asesinatos de curas y monjas, de simples creyentes, la profanación de tumbas, la vandálica destrucción del patrimonio sagrado, toda esa locura a la que incluso cabezas privilegiadas como la de Ortega…