Nadie se explicó nunca el emperre de la Junta y del PSOE en mantener incorrupto el cadáver del macroproyecto planeado para la costa de Doñana por el entorno del ex-presidente González. Ni otros casos de empecinamiento que evidencian cómo funcionan los intereses económicos ligados al partido hegemónico. Y ninguno acaso, entre ellos, como el del hotel que en El Algarrobico, es decir, en pleno Parque Natural Cabo de Gata, patrocinó el Ayuntamiento del partido, permitió a ojos cerrados la Junta, fue descalificado luego por el Ministerio y la propia Junta, que prometió su demolición, para ahora dedicarse a justificar semejante atentado ambiental. Son asuntos podridos, ya saben, y a lo peor imposibles de desmontar.

2 Comentarios

  1. Hi there to every one, for the reason that I am in fact eager of reading this webpage’s post
    to be updated regularly. It carries pleasant material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.