Así no hay manera

Por fin se cierra el “caso Astapa”, otro saqueo municipal, el ocurrido hace casi 11 años en Estepona. ¿Cómo quieren acabar con la corrupción si la Justicia se arrastra como una tortuga? Habrá corrupción –y no sólo en las instituciones políticas, sino en la sociedad en su conjunto— mientras, atolondrada o calculadamente, se mantenga un sistema judicial caquéxico y el consiguiente disparate interno que hoy rige a esa imprescindible Administración. Como en los ERE, como en Invercaria, como en la broma y rapiña de los fondos de Formación…, el “caso Astapa” demuestra que, mientras una instrucción se deslice por sistema hasta el límite de la prescripción, los filibusteros de cuello blanco se irán de rositas. La Justicia no se arregla porque los políticos no quieren. Ésa es una evidencia que desmoraliza a los jueces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.