El Ayuntamiento de Córdoba, como antes otros tanto o más importantes, apoya a los “grafiteros”, huy, perdón, a los “artistas callejeros” que han hecho de la “pintada” callejera una lacra insufrible y creciente. Incluso ha instituido un premio para animarlos con el objeto, agárrense, de “recuperar la popularización de los mensajes callejeros que se produjo (en París) en Mayo del 68, mensajes populares anónimos que inundaban la ciudad”. Miren, les propongo otra prueba del 9: cuando vea que un alcalde/sa autoriza a esos “artistas” a embadurnarles su propia fachada, empezaré a creer en estas providencias descerebradas que convertidas las ciudades es auténticos esperpentos y desesperados a los vecinos. 25.000 euros se gastará Córdoba en sufragar esta exhibición titulada “Paredes hablan”. Si pudieran hablar los propietarios agraviados se iban a enterar estos mecenas de la basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.