La Dipu no cree preciso refutar –¿y cómo podría?—el guiso de la publicidad institucional, repartido entre los medios subvencionados y los negocios de algunos de sus dirigentes de partido. Dice que el criterio empleado para excluir a El Mundo y dar a manos llenas a ‘los suyos’ es el del interés de los ciudadanos, pero ni es eso lo que refleja la difusión de unos y otros, ni es necesario subrayar que por interés ciudadano el PSOE de Huelva entiende su propia conveniencia. Lo que no conseguirá ni la Dipu ni su partido es silenciar a este diario, el único que ha sacado a la luz durante años los abusos y miserias políticas de unos y de otros. Que le hagan el juego los estómagos saciados. Nuestro criterio, efectivamente, es servir al de los ciudadanos, aunque sea en ayunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.