Resulta realmente una broma la decisión de Canal Sur de recurrir la cuarta sanción que le endosa la Junta Electoral Andaluza, en esta ocasión por negarse a difundir una nota de rectificación de Ana Mato sobre unas declaraciones propias sobradamente utilizadas en la discusión electoralista por parte de Chaves y su partido. Es más, lo que parece evidente es que la función de esos órganos judiciales no garantizan ni lo más mínimo la buena marcha del proceso electoral, dado que los sancionados (Canal Sur hoy como la Junta tantas veces) se pasan por el arco esos recados e, incluso, las sanciones que pueden llegar, como han llegado alguna vez, con años de retraso. En Andalucía, al menos, la Junta pinta más bien poco, casi nada, y los partidos lo saben, en especial el que manda. La pregunta obligada, en consecuencia, es para qué sirven, de hecho, estos organismos inermes. 

1 Comentario

  1. 20:08
    Fuera de contexto:
    Pachi López carroñea el cadáver de su compañero de Modragón tendiendo una encerrona a Rajoy ante su cuerpo todavía caliente.

    Esta vez son los llamados socialistas los que recogen las nueces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.