Parece que los podemitas andaluces, los obedientes a la pareja Teresa Rodríguez y el alcalde gaditano Kichi –¡envidiable nómina familiar la suya!– se han levantado de manos ante el soviet madrileño proclamando su intención de apoyar más o menos a los sediciosos catalanes. O sea que ya el Podemos andaluz no es sólo anticapitalista, que eso se podría hablar, sino que es, además y por si algo faltaba, antiespañol. Una buena noticia para doña Susana, me parece a mí, que en estas circunstancias podrá vender mejor su humo patriótico y socialista-nacional (no al revés, ojo, ahí podríamos llegar) una vez que haya barrido en su congreso regional y salvado como mejor pueda los provinciales los embates pablistas, que ese será, sin dudas otro cantar. Originales como somos, hasta nuestros antisistema son especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.