La imagen de esa mujer instalando una vivienda prefabricada sobre el mismo solar en el que los jueces mandaron derribar la ilegal que había construido, o la del derribo de una –de una, no de tantas otras como esperan suerte o disfrutan de criterios más benignos en Córdoba—a medio construir en el entorno de Medina Azahara, engañan en la medida en que parece que estamos ante situaciones excepcionales, oportunamente detectadas por la autoridad, cuando la realidad es que en Andalucía hay miles y miles de viviendas ilegales ante las que sus Ayuntamientos y otros organismos hacen la vista gorda. Es más, hay entre ellas un buen puñado que son iniciativa y propiedad de quienes desde el propio Poder (alcaldes, ex-alcaldes/as, concejales/as, cargos públicos autonómicos o provinciales) se pasan la ley por el forro y construyen en parajes protegidos e, incluso, en terrenos más delicados aún. Aquí mismo, donde le place al protegido. Andalucía debe abordar de una vez, caiga quien caiga, la sanción de esa enorme bolsa.

2 Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo, porque hay personas afectadas por construcciones ilegales que llevan años de pleitos (o sea, de sufrimientos familiares y gastos) que después de mil peripecias han ganado esos pleitos y exigen que se cumpla la ley y derriben lo ilegalmente construído. Es una oportunidad de oro para dar ejemplo y enviar el mensaje a los que dentro de unos años volverán a hacer lo mismo, siguiendo el ejemplo de “Vd. construya, que el cemento fragua en un día y un juez tarda años en derribarlo, si es que lo hace…”

  2. ¿Y qué hay de los que, de buena fé, adelantaron el dinero, y hoy se encuentran estafados, sin casa y sin ahorros, a la espera de no se sabe qué, a veces “asistidos” por abogados buitres, que piden lo que quieren , con más facilidad aun si los estafados son extranjeros.
    No todos ellos son millonarios, algunos hay que como todos nosotros quisieron sacar provecho a sus ahorrillos y ahí los tienen: sólo les queda los ojos para llorar.
    Besos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.