No va a poder la candidata a la alcaldía de la capital, Petronila Guerrero, aferrarse al leiv motiv de la antigüedad del alcalde, porque para antiguo, incluso para rancio, ese proyecto que lleva de mascarón de proa al ministro Rubalcaba, un emblema del PSOE más rancio en el que anduvo moviendo sin éxito, durante años, los hilos del GAL o los de la corrupción que acabaron liquidando a González. Si el PSOE no tiene hoy en Huelva más recambio ni más alternativa que volver quince o veinte años atrás en busca de imágenes propagandísticas, mala cosa para el PSOE, por listo que sea y buena imagen que luzca ese dinosaurio político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.