El gobierno municipal se ha adelantado proponiendo una rebaja –más que justificada—de los sueldos de los ediles y, de paso, reclamando que la Diputación haga lo propio. Muy bien. Ahora sólo falta que la medida se extienda a los demás chiringuitos (Mancomunidades, empresas públicas, fundaciones y otras martingalas), todo lo cual, siendo, eventualmente, estupendo, no dejará de ser agua de borrajas siempre que se mantenga el ejército de “enchufados” que vivaquean en las Administraciones. Mientras no se pode a fondo ese árbol vicioso, estaremos ante un paripé de austeridad. Y en ello, las cosas como son, el PSOE tiene mucho más tajo por delante que el PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.