Va a discutirse en el Parlamento Andaluz una proposición conservadora tendente a frenar en lo posible el insostenible ascenso del precio de la electricidad. Hacerlo tendría sentido sólo por el hecho de que, en este momento, pagamos la “luz” más cara de Europa pero, además, ante la evidencia de que el Gobierno no dispone de otro argumento en esa pelea –a juzgar por lo que dice el propio Sánchez– aparte de reconocer la complejidad del problema . Y curiosamente todo indica que a esa propuesta se opondrá el PSOE, emperrado en el pintoresco argumento único de que la culpa es de Rajoy. Está claro que el partidismo es ciego incluso cuando se juega su futuro, porque es más que probable que este “apagón” termine castigando a quien ni siquiera está dispuesto a discutir una proposición del rival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.