Escribía antier en estas páginas el compañero y amigo Antonio R. Vega un titular tan correcto como anfibológico: “La Junta gasta cada vez menos en niños con necesidades educativas”. Digo “correcto” porque, en efecto, se refería a menores con dificultades psicológicas, pero añadí “anfibológico” al considerar que –de creer en los informes de los expertos– “con necesidades educativas” sobrevive en Andalucía por lo menos la mitad del censo escolar. El “régimen” dedica a la educación en general mucho menos de lo que sería preciso, quizá porque ha de atender al despilfarro que, al parecer inevitablemente, discurre por tantos agujeros negros. Vega sabe de sobra que mientras la prioridad sean los manguis sobre las inversiones y los “asesores” sobre los docentes nada tendrá solución en nuestro abandonado jardín de infancia.

1 Comentario

  1. No es tanto cuestión de presupuesto cuanto la necesidad de reeducación – preguntar por don Mao Zedong- de gran parte del profesorado y en particular sus equipos directivos, abducidos muchos de ellos por las ideas progresistas, oh, oh, del alto mando que succiona de las ubres de la gran Perona del barrio de León.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.