Dicen que va bien el tirayafloja entre los griñaninis y los negociadores comunistas, que es como en el PSOE la han llamado de toda la vida a IU. Y hasta se apuesta por un gobierno mixto y estable, “casi na”, a la cabeza del cual, inevitablemente habrían de funcionar dos copríncipes, como en Andorra, el presidente teórico, Griñán, y el presidente de facto Valderas, repartiéndose la tarta y sin mirarse el uno al otro. La Andalucía social-comunista será como una Andorra a lo bestia o no será, aunque cabe la posibilidad de que lo sea por un breve plazo. Dudo mucho que esa mayoría que votó el 25-M no se arrepienta cuando vea que sigue mandando el mismo sólo que atado de pies y manos por el otro: el copresidente Griñán llevado de la brida por el copresidente Valderas. No me digan que la cosa no es para comer cerillas.

3 Comentarios

  1. Dos perros iguales con collares distinos, uno con más suerte que otro.¿Vaha un desino el de Andalucía! Valderas consejero y “co-presidente” (apúntese el tanto, hombre, no haga el primo) es un escándalo para esta sociedad que dicen los optimistas que es las preparada que hemos tenido en la Hisatoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.