Servidumbre y disimulos tras el injustísimo “acuerdo” de financiación autonómica en que el Gobierno ha roto la solidaridad forzada por el reto catalán. Cobrarán más los más ricos a costa de los más pobres con tal de que ZP siga siendo presidente de Gobierno, con la blanda oposición del PP y el aplauso de una autonomía andaluza que ha desempeñado con rigor su papel del palmero en esa juerga. La España de las Autonomías será progresivamente desigual y Andalucía mantendrá su puesto de colista con la sumisa anuencia de sus responsables junteros. Lo que acaba de ocurrir es lo más grave que ha sucedido en la historia de nuestro modelo democrático. Andalucía se ha rendido con armas y bagajes ante la presión de una fuerza mucho menor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.