Échenle una mirada a los números del reparto de dineros entre las autonomías y verán que Andalucía no sólo aparece apalancada en el último lugar de la fila, sino que se descuelga en más de 9 puntos de la media española, mientras Cataluña o Madrid suben que se las pelan. Es la demostración de que el “régimen” andaluz ha quedado para sostén del “Gobierno amigo”, esto es, para acólito del partido cuyo interés prioritario es mandar en el país y de un Presidente dispuesto a lo que sea con tal de perpetuarse en el poder. Y si no, que lo expliquen, que digan por qué la Junta acepta sin rechistar –¡incluso defendiéndolo!—ese sistema injusto que prima al más rico a costa del más pobre. La “Andalucía imparable” de la propaganda viaja sin remedio en el furgón de cola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.