Dicen desde el “Gobierno del cambio” que hay muchas empresas públicas sobrantes y que, por ello, “lo ideal es hacerlas desaparecer para aliviar la carga”. Y del dicho al hecho, se acuerda en él la constitución de una nueva, Trade, en la que se integrarán cuatro de las ya existentes, incluida esa famosa Agencia IDEA omnipresente desde hace años en la crónica judicial. ¡Jo, cómo no habríamos caído antes en ese truco! Pues lo ignoro, pero está más claro que el agua que aquí no hay lo que tendría que haber para meterle mano a ese miura que es la monstruosa nómina de “clientes”, entre otras cosas porque los clientes son también votantes y vaya usted a saber si por alguna otra razón que ahora no se me alcanza. El clientelismo ha resultado “transversal”, ya ven lo que son las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioMostrar los comentarios de la entrada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.